Amigos para Siempre una luz de esperanza para los niños

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El entusiasmo y la alegría vivaz de todo niño se ven reflejada al llegar al proyecto “Amigos para siempre”, donde un grupo de pequeños que no tienen un entorno social propicio llegan a jugar, a aprender y desarrollar actividades lúdicas, formativas en el aspecto  académico y en valores.

 “Amigos para siempre” es un proyecto de la asociación de padres Paulinos de la Iglesia Católica de  Honduras que cumplirá 27 años este 29 de noviembre. Es un programa de prevención para niños en situación de riesgo social, su finalidad es ocupar su tiempo libre, dijo la licenciada Guadalupe Mejía, directora de Amigos para Siempre que está ubicado en el barrio Sunseri.

“Jugar con los niños en las calles y mantener un contacto directo con las familias es nuestra metodología de trabajo con mayor fuerza, así descubrimos niños en riesgo y los invitamos al  proyecto. Queremos que  ellos vean que hay alternativas diferentes a las que el entorno les ofrece”, explicó la licenciada Guadalupe.

Actualmente hay inscritos 236 niños entre 4 y 16 años. Apoyamos con becas completas a 76 niños. El resto viene a hacer sus deberes y durante su estadía reciben una merienda. El proyecto abarca los barrios Sunseri, Tepeaca, Fernández Guzmán y Cabañas.

Como respuesta a otra necesidad del sector  nace  el kínder Medalla Milagrosa y el Pre Escolar Amigos para Siempre hace unos 8 años. En la actualidad hay 39 niños matriculados y  15 de ellos se van a  graduar de preparatoria. 

Los padres vicentinos son los que sostienen económicamente este lugar con la ayuda de donaciones de persona de buen corazón. Son nueve personas las que trabajan aquí y con la  compañía de madres voluntarias que se involucran en el trabajo. Estamos en contacto con las escuelas del sector para dar seguimiento a los niños becados y disminuir así la deserción escolar, manifestó la directora.

La licenciada Guadalupe recalcó que son muchas las necesidades por ejemplo para el próximo año necesitamos todo los necesario para que los becados continúen con sus estudios. También necesitamos alimentos para las meriendas ya que en vacaciones es cuando más afluencia de niños tenemos.

Historia

Amigos para Siempre nace en 1991, respondiendo a la necesidad urgente de trabajar por los niños de la calle. Fue una iniciativa de la pastoral social y misioneros voluntarios como Virginia Alfaro, el padre Enrique Alagarda, Antonio Sánchez y el padre, en ese momento Luis Solé.