Papa Francisco condena brutal ataque contra iglesia católica en Nigeria

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Papa Francisco ha expresado su condena y condolencias por el ataque perpetrado en la iglesia católica de Saint Philip de Ozubulu (nigeria), el domingo 6 de agosto y en el que murieron 8 personas y otras 18 fueron heridas.

A través del Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, el Pontífice asegura sentirse “profundamente entristecido al enterarse de la pérdida de vidas y heridos a raíz del violento ataque en la Iglesia Católica de San Felipe, Ozubulu”.

“Su Santidad el Papa Francisco extiende sus más sentidas condolencias a todos los fieles de la diócesis De Nnewi, en particular las familias de los fallecidos y a todos los afectados por esta tragedia. Para toda la diócesis, Su Santidad invoca voluntariamente las bendiciones divinas de consolación y fortaleza”. 

Aunque en un primer momento se habló de un ataque terrorista, ahora las autoridades del país creen que tuvo que ver con el tráfico de drogas y la criminalidad en general.

El párroco de la iglesia, P. Jude Onwuaso, no sufrió ningún daño y ha manifestado a los medios locales que “un hombre desocnocido entró en la iglesia, disparó a un hombre, antes de golpear indiscriminadamente a los otros fieles”.

La dióces de Nnewi, a la que pertenece la iglesia, ha condenado el ataquer: “¿A qué puede llevar abrir fuego sobre fieles inocentes, entre ellos niños y mujeres, el domingo por la mañana?”.

La diócesis ha invitado a “no desanimarse y a no dejar de practicar la fe”. Por su parte, la Asociación cristiana de Nigeria (CAN) condenó también el ataque pidiendo a las auroridades que lleven ante la justicia a los culpables de ataque.

El presidente del país, Muhammadu Buhari lo definió como “un crimen contra la humanidad y un innombrable sacrilegio”.