Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 620

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 621

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 622

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 623

Mensaje de Navidad de la Conferencia Episcopal

Typography

De Belén a Nazaret

1.-Como cada año en estas fechas, nos reunimos los obispos en una de las nueve diócesis de Honduras. En una especie de posadas, celebramos la presencia del cariño de Dios en cada lugar, damos gracias porque su amor nos llama a ser su pueblo, su Iglesia, en cada territorio y nos envía a cada obispo, con su presbiterio, para anunciar dignidad, paz y alegría a todos. Este año, desde Trujillo, que fue la primera diócesis en territorio hondureño, hacemos llegar esos deseos a todos los que celebramos con gozo el nacimiento del Señor y a los que anhelan paz y felicidad auténticas.

 

2.-Al finalizar el Jubileo en el pasado mes de noviembre, recordábamos que la misericordia es la viga maestra que sostiene la Iglesia. Ahora, reconocemos en Belén, en un pesebre, esa viga maestra que sostiene la Iglesia y la historia. Damos gracias por la entrañable misericordia de nuestro Dios y pedimos nos enseñe, como a María y como a José, a dar nuestro sí confiado y alegre al proyecto de aquel que es Dios-con-nosotros. En la memoria de Belén contemplamos el misterio: reconocemos en el pequeño la grandeza de Dios, escondida pero resplandeciente para los pequeños y para todos los que buscan, como los que, venidos de oriente, adoraron en Belén al niño en brazos de su madre.

 

3.- En el ya  próximo 2017, queremos insistir en cómo esa contemplación nos pone en un camino que va de Belén a Nazaret. El misterio de Belén nos lleva al secreto de Nazaret, lleno de perfume de familia, como el papa Francisco nos recuerda en Amoris Laetitia (65) Esta Exhortación Apostólica marcará nuestra tarea pastoral a lo largo del año, como un eje transversal que da unidad a nuestro camino y a nuestro servicio pastoral. La acogida y lectura atenta de las palabras del Papa serán la  guía de nuestras opciones y propuestas.

 

4.- Desde el primer día del año, el perfume de familia que percibimos en Nazaret nos hace conscientes de que “la familia es el espacio indispensable en el que los cónyuges, padres e hijos, hermanos y hermanas a prenden a comunicarse y a cuidarse unos a otros de un modo desinteresado y donde los desacuerdos o incluso los conflictos deben ser superados no con la fuerza sino con el diálogo, el respeto, la búsqueda del bien del otro la misericordia y el perdón”. (Mensaje para la 50 Jornada Mundial de la Paz para enero de 2017, n° 5)   Lamentamos que en nuestras familias la violencia doméstica sea todavía una dolorosa realidad que debemos afrontar con firmeza y renovado compromiso para erradicar esa violencia más general que padecemos en Honduras y para dar espacio a actitudes activas de no violencia, como el Papa Francisco nos urge en el Mensaje para la 50 Jornada Mundial de la Paz del uno de enero de 2017.

 

5.- El camino de Belén a Nazaret comienza para la Sagrada Familia con una fuga a Egipto en la que Jesús participa en el dolor de su pueblo exiliado, perseguido, y humillado. El  mismo dolor que viven tantos hermanos nuestros forzados a emigrar, expuestos a explotación y violencia en el camino, mal pagados en su destino y criminalizados por la prepotencia de quienes se aprovechan de su sudor. A ellos, especialmente, a los niños y adolescentes, “emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz”, no solo queremos recordarlos junto a sus familias en estos días sino que nos comprometemos a reforzar  la pastoral de la movilidad humana en cada una de nuestras diócesis para que les llegue el cariño y la cercanía de toda la comunidad.

 

  1. - En nuestras celebraciones resuena frecuentemente una canción que también nos ha ayudado en la oración de estos días.

 

En el trabajo de cada día

como vivías y amabas tú,

queremos, Madre, servir amando,

viviendo siempre junto a Jesús.

 

Es un lindo propósito para cada comunidad cristiana y para cada uno de nosotros,  de los presbíteros, de las personas consagradas, de los seminaristas y de cada agente de pastoral y de todo el pueblo Santo de Dios:  servir amando en el trabajo de cada día, en el silencio, en las tareas sencillas y llenas de ternura que, como decíamos también al finalizar el Jubileo de la Misericordia, nos llevan  a “cuidar más nuestras actitudes y destrezas de acogida, de escucha, de perdón para acompañar, discernir e integrar la debilidad de cada situación, de cada realidad familiar donde la vida crece”. Somos conscientes de la gran diversidad de realidades familiares que se dan entre nosotros. En el trabajo de cada día, queremos prestar más atención a esa diversidad de modo que podamos los obispos, hacia la Pascua, publicar unas orientaciones que renueven e inculturen la pastoral familiar en cada diócesis.

 

7.- El perfume de familia que exhala la casa humilde de Nazaret nos invita también a poner la mirada en la casa común, en esta tierra nuestra en la que Dios es Dios-con nosotros. Desde ya, invitamos a cada uno para que en estas fiestas, en las que nos vemos tentados al abuso y a malgastar, cuidemos no solo no dañar el ambiente sino mejorar positivamente el aire que respiramos, la limpieza de las fuentes de agua, de las calles y de cada hogar. Las vacaciones escolares sean un buen momento para que especialmente jóvenes, adolescentes y niños realicen tareas que pueden parecer pequeñas pero que el secreto de Nazaret nos hace reconocer su grandeza. A estos pequeños pasos deben seguir compromisos de toda la comunidad sobre los que también nos proponemos, en el ámbito de la Conferencia Episcopal, reflexionar y compartir a lo largo de este año.

8.- El 2017 será año político, como solemos decir cada cuatro años.

Feliz año político les deseamos a todos recordando que el Señor se ha hecho ciudadano, habitante de nuestras ciudades, de la “polis” que estamos todos llamados a construir.

Feliz año si los ciudadanos asumimos la responsabilidad por el bien común, por informarnos de propuestas y proyectos, por  dar seguimiento a su cumplimiento y no dejarnos llevar por ofertas engañosas o por palabras que parecen mágicas.

Feliz año político para los candidatos que, con ilusión, se acerquen a la realidad de nuestro pueblo para analizar, proponer y ofrecer alternativas que superen desigualdad y exclusión y nos libren de corrupción.

Feliz año político para nosotros obispos si, manteniéndonos cerca de los más pobres y con los más pobres, sabemos  ofrecer, en la cercanía de las elecciones, un discernimiento político válido y eficaz,

 

9.- Al finalizar el Jubileo de la Misericordia el Papa Francisco  ha llamado a seguir proclamando el cariño entrañable de Dios. De su Carta Apostólica Misericordia et Misera recogemos un llamamiento que nos ilumina en este año político.

 

El carácter social de la misericordia obliga a no quedarse inmóviles y a desterrar la indiferencia y la hipocresía, de modo que los planes y proyectos no queden sólo en letra muerta. Que el Espíritu Santo nos ayude a estar siempre dispuestos a contribuir de manera concreta y desinteresada, para que la justicia y una vida digna no sean sólo palabras bonitas, sino que constituyan el compromiso concreto de todo el que quiere testimoniar la presencia del reino de Dios. (Carta apostólica “Misericordia et Mísera”,  19)

 

Y de esa misma Carta Apostólica tomamos y compartimos una llamada que hará que la Navidad y el año nuevo sean tan felices como todos deseamos: “Que nuestras comunidades se abran hasta llegar a todos los que viven en su territorio, para que llegue a todos, a través del testimonio de los creyentes, la caricia de Dios”. (“Misericordia et Mísera, 21)

 

Trujillo, 21 de diciembre de 2016

 

                                   CONFERENCIA EPISCOPAL DE HONDURAS


Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 620

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 621

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 622

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 623