Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 620

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 621

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 622

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 623

Claves para comprender el Año de la Misericordia

Typography

¿Qué es el Jubileo de la Misericordia?. Es una celebración que comenzará en Roma el 8 de diciembre de 2015 y concluirá el 20 de noviembre de 2016, para conmemorar el 50 aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, profundizar en su implantación y situar en un lugar central la Divina Misericordia, con el fortalecimiento de la confesión.

 

12 PUNTOS CLAVE en la Bula “Misericordiae Vultus”, “El rostro de la misericordia”.

  1. El Llamado a la Iglesia de contemplar el misterio de la misericordia.
  2. Reconocer a Dios como un Padre que jamás se da por vencido hasta que no haya disuelto el pecado y superado el rechazo con la compasión y la misericordia.
  3. La Apertura de la Puerta Santa como símbolo de un nuevo compromiso para todos los cristianos de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe.
  4. Que la Iglesia y las parroquias sean oasis de misericordia.
  5. Ser misioneros de la misericordia.
  6. Impulsar las peregrinaciones como estímulo para la conversión.
  7. Redescubrir las obras de misericordia corporales y espirituales.
  8. Vivir la cuaresma con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios.
  9. Fomentar la iniciativa de las “24 horas para el Señor” para que más personas se acerquen al sacramento de la Reconciliación.
  10. Promover la indulgencia por la que Dios hace evidente este amor que es capaz de destruir el pecado de los hombres.
  11. Tiempo oportuno para cambiar de vida. Tiempo para dejarse tocar el corazón.
  12. Que nuestro pensamiento se dirija a María, madre de la misericordia.

 

SOBRE LA INDULGENCIA

¿Qué es una indulgencia?. "La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos."

La definición, exacta y densa, relaciona tres realidades: la remisión o el perdón, el pecado, y la Iglesia. La indulgencia consiste en una forma de perdón que el fiel obtiene en relación con sus pecados por la mediación de la Iglesia.

¿Qué es lo que se perdona con la indulgencia? No se perdonan los pecados, ya que el medio ordinario mediante el cual el fiel recibe de Dios el perdón de sus pecados es el sacramento de la penitencia (cf Catecismo, 1486). Pero, según la doctrina católica, el pecado entraña una doble consecuencia: lleva consigo una “pena eterna” y una “pena temporal”. ¿Qué es la pena eterna? Es la privación de la comunión con Dios. El que peca mortalmente pierde la amistad con Dios, privándose, si no se arrepiente y acude al sacramento de la penitencia, de la unión con Él para siempre.

Pero aunque el perdón del pecado por el sacramento de la Penitencia entraña la remisión de la pena eterna, subsiste aún la llamada “pena temporal”. La pena temporal es el sufrimiento que comporta la purificación del desorden introducido en el hombre por el pecado. Esta pena ha de purgarse en esta vida o en la otra (en el purgatorio), para que el fiel cristiano quede libre de los rastros que el pecado ha dejado en su vida.

 

Conseguir la indulgencia

En cualquiera de los siguientes casos que se mencionan, para obtener la indulgencia se debe cumplir primeramente con las condiciones habituales: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre.

  1. Peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de conversión”.
  2. También en los santuarios donde se abra la Puerta de la Misericordia y en las iglesias que tradicionalmente se identifican como Jubilares.
  3. Cada vez que un fiel realice personalmente una o más las obras de misericordia corporales y espirituales obtendrá la indulgencia jubilar.
  4. Sobre los enfermos y ancianos que no pueden salir de casa, será de gran ayuda vivir la enfermedad y el sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor que en el misterio de su pasión, muerte y resurrección indica la vía maestra para dar sentido al dolor y a la soledad”. Recibiendo la comunión o participando en la Santa Misa y en la oración comunitaria, también a través de los diversos medios de comunicación, será para ellos el modo de obtener la indulgencia jubilar”.
  5. Indulgencia para los presos: en las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad”.
  6. Indulgencia para los difuntos: rezar por ellos para que el rostro misericordioso del Padre los libere de todo residuo de culpa y pueda abrazarlos en la bienaventuranza que no tiene fin.

 

LECTURA CLAVE: Lucas 6, 27-36

 "Yo os digo a los que me escucháis: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odien, bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite el manto, no le niegues la túnica. A todo el que te pida, da; y al que tome lo tuyo, no se lo reclames. Y lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente. Si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Pues también los pecadores aman a los que les aman. Si hacéis bien a los que os lo hacen a vosotros, ¿qué mérito tenéis? ¡También los pecadores hacen otro tanto! Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir lo correspondiente. Más bien, amad a vuestros enemigos; haced el bien, y prestad sin esperar nada a cambio; y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo, porque él es bueno con los ingratos y los perversos. Sed misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso" (Lc 6, 27-36).

 

ETIMOLOGÍA

Misericordia. Del latín. Formado por miser (miserable, desdichado), cor, cordis (corazón). Capacidad de sentir la desdicha de los demás.

 

¿QUÉ ES UNA BULA?

Documento pontificio que trata materias de fe, asuntos administrativos o judiciales, o concede ciertos privilegios y que está autorizado por el Papa mediante un sello que lleva su nombre.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 620

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 621

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 622

Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/diosps/public_html/libraries/cms/html/html.php on line 623