10 propósitos para tomar en cuenta

Typography

"Optimismo, fe y esperanza, tres virtudes que podemos implementar para el 2017"

Hay quienes optan por plantearse propósitos materiales: un nuevo carro, el viaje jamás realizado, una casa grande o un mayor sueldo. Esto está bien, si es que estos objetivos ayudan a dar mayor bienestar a la familia. En cambio, otros prefieren definir propósitos para ser mejores personas.  Hablamos con el sicólogo Erick Alonso Rivera, quien compartió estos consejos que puede poner en práctica a partir de hoy:


1. Escribe tus metas del año pensando en diferentes áreas de tu vida que necesiten mejorar y después preséntaselas a Dios, de preferencia frente al Santísimo Sacramento, y dale la confianza para que sea Él quien te ayude a alcanzarlos de la mejor manera.

2. Asiste a misa al menos una vez a la semana. Este parece solo uno más de esos pesados mandamientos de la Iglesia, pero no es solo eso, la escucha de la palabra y la fracción del pan es lo único que mantiene unida a una comunidad y a sus miembros.

3. Hablando de comunidad, viene bien involucrarse activamente en esa vida. Todos los grupos, asociaciones y pastorales en la Iglesia necesitan de ti. Elige uno en el que sepas que tus talentos son necesarios y entrégalos a manos llenas.

4. Una vez que empiezas a darte a los otros, puedes correr el riesgo de olvidarte de ti mismo, como pasa en tu casa o en tu trabajo. Para que eso no pase, date tiempo para ti mismo. La mejor manera es que participes de retiros al menos dos veces en el año, aprovechando los momentos más fuertes de los tiempos litúrgicos: Cuaresma, Pascua, Adviento, Navidad.

5. Aprovechando que te vas en busca de tu fuente espiritual, es importante que en esta maleta, para ser mejor persona, incluyas el sacramento de La Reconciliación. No le pongas traba, recuerda cómo te sentiste la primera vez, antes de tu primera comunión, y vas a entender por qué es que lo haces y para quién lo haces.

6. Fórmate. Lee La Biblia o la vida de algún santo. Procura alguna carta del Santo Padre, alguna encíclica o cualquier otro documento de la iglesia que te ayude a aumentar tu comprensión del “católico” que eres. Recuerda esto: “solo se ama lo que se conoce”. Imagínate, ¿Cuánto amor necesita la iglesia?

7. Ora, pero no solo por ti, por tus alimentos o por tu trabajo. Ora por las necesidades de los otros. Estoy seguro que alguna vez alguien te lo ha pedido. Es chance de empezar a hacerlo.

8. Comparte. Sé solidario con los demás, si miraras en tu casa, en tu armario, en tu cocina y quizá hasta en tu bolsillo, sería posible que tuvieras algunas cosas de más, te lo digo con certeza.

9. Haz las cosas estando allí, es decir, concentrado en estar donde estás. Si vas a misa no pienses en el trabajo de mañana. Si estás con tu familia o amigos no estés pendiente del teléfono, si estás trabajando o estudiando, da todo en ese momento, procura estar allí totalmente. Los demás y tú mismo lo van a notar.

10. Y por último, y para nada menos importante, ya sea que estés casado, tengas hijos, seas soltero o vivas con tus padres y hermanos, comparte estas acciones con los demás. Se dice que “familia que reza unida, permanece unida”.

 

Foto: www.opcionis.com

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS