Debemos despertar esa inquietud de ayuda, cercanía y amor a los pobres

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Hoy se celebra la “I Jornada Mundial de los Pobres”. Como iglesia vemos la pobreza y las necesidades de muchos hermanos. Para conocer más de cerca esta situación, entrevistamos a los decanos de las 4 zonas de la Diócesis de San Pedro Sula que dan a conocer los lugares más necesitados pero sobre todo hacen un llamado a la comunidad a ser solidarios.

  1. ¿Cuál es la situación de pobreza más llamativa en su área?

Padre Natael Perdomo Decano Zona Medalla Milagrosa

La realidad de las parroquias de la zona es variada, pero es evidente que en todas hay  extrema pobreza, por ejemplo algunas  aldeas de Cuyamel, Puerto Cortés, áreas de la montaña, los bajos de Baracoa, que han pasado momentos muy difíciles con las recientes inundaciones, comunidades de la montaña en  Choloma, donde los campesino hacen un gran esfuerzo para cultivar la tierra, la Jutosa y Monterrey que son de las más desfavorecidos. En la colonia López detectamos zonas muy  pobladas, con un hacinamiento bastante fuerte. La pobreza es una realidad que de alguna manera nos afecta a todos.

Padre José Santos Martínez decano zona Subirana:        

Dentro de la parroquia, a nivel de iglesia se hizo un análisis, siendo el sector de San Antonio de Cortés, el que más adolece de beneficios, a pesar de que su gente es muy trabajadora, su esfuerzo no es suficiente pues nos encontramos con personas que no tienen ni lo necesario para vivir. Como iglesia debemos preocuparnos por los marginados y pienso que el elemento solidaridad es el más importante para que los necesitados puedan vivir dignamente.

Padre Enrique Vásquez, decano de la zona Pablo VI

El padre Quique, manifestó que hablando de pobres económicamente, en cada parroquia hay lugares específicos de mucha pobreza. Hay espacios en el barrio Medina, Las Palmas, las aldeas del Merendón que pertenecen al Buen Pastor, las aldeas que pertenecen a San Vicente de Paúl, y donde los padres vicentinos ayudan con varios proyectos, también en los bordos de la colonia Tara, la Fesitran, la Guadalupe y la Catedral que trabaja con los sectores de los mercados, donde hay gente muy trabajadora que tiene que luchar cada día para sobrevivir.

BA ¿Cómo hacer conciencia en la comunidad para ayudar a los más necesitados?

PNP. Estamos Muy contentos con esta iniciativa que ha impulsado el Papa, creo que es para hacernos ese llamado, esa invitación a estar siempre con los pobres, ese  fue el carisma de Jesús. Invito a toda la gente a sensibilizarse, al desprendimiento, a vivir con lo necesario, que esta jornada sea un despertar de esa inquietud de ayuda, de cercanía y de amor a los pobres.

PJSM.- Pienso que el Papa ha sido iluminado por el Espíritu Santo, al darnos esta  idea que Cristo propuso desde el principio, para Él lo más  importante eran los pobres y los marginados. El llamado del Papa, es una invitación a ser hermanos, a poner en práctica ese principio de solidaridad, preocuparnos unos por otros, a dar un poco más a los desfavorecidos y devolverles la dignidad y ayudándoles tener un mejor nivel de vida.

PEV. La riqueza de la Iglesia son los pobres, dice el Papa en su mensaje. La iglesia misma es para servir a los pobres, por lo tanto lo que el Papa ha hecho con esta jornada es unificar todo este  trabajo y hacerlo de manera obligatoria para que no se quede ninguna comunidad en el mundo sin celebrar la Jornada mundial de los pobres. El Papa nos motiva para que todos estemos en contacto y seamos solidarios con los más desposeídos.

Como iglesia debemos preocuparnos por los marginados y pienso que el elemento solidaridad es el más importante para que los necesitados puedan vivir dignamente.