Camino, un grupo que siempre está en movimiento

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Movimiento Camino celebró 31 años de enseñar a sus servidores el sentido de pertenencia en nuestras comunidades parroquiales de la Iglesia. Esto y mucho más comparten las servidoras activas del movimiento Susana Mejía, Rosario Grande y Mercedes Casco.

Buen Amigo: ¿Cómo fue su llamado para servir en Camino?
Mercedes Casco: Mi esposo y yo visitábamos a un cliente con quien teníamos problemas con un producto. El cliente se alejó por un momento para resolver la dificultad, yo me quede orando. Al regresar no habló del producto, sino que nos invitó a Camino, así fue como llegamos con nuestra familia.
Susana García: Una pareja nos invitó. Mi esposo siempre decía “el otro viernes”, luego que el siguiente... pero al fin, aceptamos la invitación de una pareja amiga que pertenece a Camino desde hace 25 años. Hoy, con mi esposo, servimos, estamos felices y siempre aprendemos algo nuevo.
Rosario Grande: Nosotros llegamos por una nota luctuosa, por el fallecimiento de mi hijo mayor. Allí nos ayudaron a salir adelante en medio del dolor. Mis hijos crecieron en Camino. Ahora tenemos 25 años y damos el mensaje, “que no se necesita tener momentos difíciles para buscar al Señor, hay que hacerlo cuando todo está bien”.

BA: ¿Quién es el asesor del Movimiento Camino?
MC: El padre Enrique Silvestre, es el fundador y guía espiritual, él es un apasionado de Jesús. Pertenece a la orden de los Pasionistas y a sus 82 años, sigue dando su vida por las familias. También apoya otros movimientos como Casa de Oración, Fortaleza de Dios y otros más.


BA: ¿Cuál es la misión del Movimiento Camino?
SG: Evangelizar matrimonios y parejas, hacer que lleguen al sacramento del matrimonio. Buscamos a los alejados para ir evangelizándolos. Abrimos nuestras puertas a las parejas alejadas de Dios y que no se han casado por la Iglesia. El padre Quique Silvestre decía “que no hay que pescar en pecera”, eso significa no ir a quitar parejas que están en otro movimientos para llevarlo al nuestro.

BA: ¿Cómo trabaja el grupo Camino la dimensión samaritana?
RG: No tenemos limitaciones. Hay personas en condiciones infrahumanas. Hemos construido y donado casas, hemos visto un cambio tremendo en esas familias, porque reciben un techo. Pero el mayor fruto, es la satisfacción que se genera en todas las parejas del Movimiento al saber que cubren una necesidad a tres familias cada año. El padre Quique Silvestre es el que se encarga de construir las casas, que tienen sala, comedor, dos habitaciones y una cocineta.
Hacemos venta de garaje, bazar navideño a favor de entidades que necesitan ayuda y en lo que nuestra jerarquía nos solicita, estamos para servir.

Reuniones
Las asambleas generales son los días viernes a partir de las 7:30, están cordialmente invitados. La sede de Camino está ubicada en Rancho El Coco, detrás del edificio Panorama. Allí tenemos nuestra casa de oración y está a la orden de todos los movimientos de Iglesia.