"Las uniones homosexuales están condenadas a la esterilidad": Padre Josué Danny Hernández

Typography

El mes de Agosto está a punto de culminar y, según la programación diocesana de la Iglesia Católica, es el mes que se dedica a la Familia y el Matrimonio. El sacerdote Josué Danny Hernández, responsable de Pastoral Familiar Diocesana en San Pedro Sula, concedió una entrevista. También es párroco de la iglesia Nuestro Señor de las Misericordias y habló de los retos del matrimonio en el siglo XXI y la unión de personas del mismo género. 

¿Cómo se mira desde la fe a la familia como el pilar fundamental en la sociedad?
La familia se ve como un destino de Dios, donde Él mismo ha querido la formación de las familias. Es necesario que todos defendamos la familia y la valoremos por lo que significa: una comunidad de amor y personas. La familia es un santuario de vida que tiene una misión en la iglesia y en la sociedad.

¿Qué porcentaje de la población tuvo acceso a la revista dedicada a la Familia y el Matrimonio elaborada en el mes de Agosto?
La revista fue distribuida en toda Honduras, es un trabajo de la Comisión Nacional Pastoral Familiar Diocesana, repartida a todas las diócesis en el territorio nacional. El lanzamiento de la revista es parte de las actividades que realiza la Pastoral Familiar en cada parroquia, donde se trató de destacar el mes de Agosto para conmemorarlo a las familias. Los obispos en 1991 pidieron que Agosto fuese dedicado al Matrimonio y la Familia.

¿Qué se está realizando en los hogares que sufren por la desintegración familiar?
Por desgracia el divorcio es uno de los parásitos que está afectando a las familias hoy en día. Nunca había sido tan fácil divorciarse como en esta época. Para muchas personas, el divorcio parece que es la única opción a los problemas matrimoniales. Les aconsejo a las personas que no se divorcien, dense una oportunidad, pídanle al Señor que les ayude para poder resolver los problemas en su relación. La diferencia de un matrimonio para siempre y una pareja que se divorció reside en tener un poco paciencia y ofrecer cualquier sufrimiento al Señor para poder resolver los problemas como pareja.

¿Qué función tiene la iglesia para acoger a los divorciados tal como lo mencionó el Papa Francisco en uno de sus comparecencias este año?
La iglesia nunca ha descuidado o discriminado a los divorciados. El difunto Papa Juan Pablo II en su documento “Familiaris Consorcio”, en su numeral 84 nos dice ”La experiencia diaria enseña, por desgracia, que quien ha recurrido al divorcio tiene normalmente intención de pasar una nueva unión sin el rito religioso católico del matrimonio, tratándose de una plaga que como otras invade cada vez más a otras, incluso en los ambientes católicos, el problema debe tratarse con atención improrrogable”. El Papa (Juan Pablo II) nos invita en este numeral a una atención pastoral que lleve a la reconciliación, a la atención de los divorciados que pasan situaciones difíciles de manera injusta y otras veces para que el matrimonio se reconcilie.

¿Cree que hay matrimonios que nunca debieron haber existido?
Recuerdo el caso de la actriz Elizabeth Taylor que se casó en nueve ocasiones (con sus respectivos divorcios). Obviamente ella (Taylor) no tenía vocación para el matrimonio y esas decisiones que se toman muy a la ligera, sólo dejándose llevar por la pasión, provocan el sufrimiento de los demás.

¿Son las aplicaciones, las tecnologías, los celulares, los factores para la disolución de algunos matrimonios?
Los celulares deben ser administrados de forma personal por cada uno y no alrevés. Lo importante en un noviazgo y en el matrimonio son dos elementos, el amor y la comunicación. La comunicación no debe ser por mensajitos o pantallas, sino que debe existir un contacto cara a cara con la persona. Cuando falta el respeto en una relación, todo se viene abajo.

¿Los sacerdotes hondureños educan a las nuevas parejas sobre el tema del divorcio en pleno Siglo XXI?
Los sacerdotes, en la época que nos ha tocado vivir, tenemos la misión más importante: Defender la institución familiar, el sacramento del matrimonio, mostrar la belleza de la propuesta cristiana para todos los hombres y mujeres en este mundo.

¿Qué está haciendo la Pastoral Familiar para orientar a las familias que conforman la Diócesis de San Pedro Sula?
En la diócesis de nuestra ciudad tenemos un programa de agentes de formación de pastoral familiar en el cual, los representantes de las diversas parroquias, se van formando en temas relacionados con la Familia. En el mes de Agosto tendremos dos encuentros diocesanos, el primero para matrimonios y novios, el segundo está dedicado a las familias donde se pretende llegar con un mensaje para que puedan vivir como una comunidad de amor.

¿Cómo considera la unión matrimonial de personas del mismo género?
No se le puede llamar matrimonio a las uniones de personas del mismo sexo, por la sencilla razón de que no se encuentran dentro del plan de Dios. El matrimonio según la ley de Dios es entre un hombre y una mujer, porque son los únicos en su unión capaces de traer nuevas vidas. Las uniones homosexuales están condenadas a la esterilidad.

¿Qué mensaje deja el padre Josué Danny a las parejas que viven como matrimonios o están listas para dar el sí ante Dios?
Los que ya viven la vida matrimonial les digo: Vivan su vocación, sean fieles y recen juntos para poder disfrutar de su fidelidad día con día. A los novios les expreso: Conozcan bien a sus parejas, no tengan prisa en casarse sino están seguros. El amor debe ser puro y responsable.

Texto e imágenes: Guillermo Dubón

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS