JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Monseñor Ángel Garachana, el Padre Glenis Mejía, ex párroco de la Medalla Milagrosa, y el nuevo encargado de la parroquia, el Pbro. Luis Carrasco, junto a la presencia del equipo colaborador, agentes de pastoral y personas beneficiarias, dieron por inaugurado el nuevo anexo en el Centro de atención integral “Casa Visitación” en el sector de la López Arellano, en una muy esperada convivencia.

Con un sencillo  pero especial evento, la parroquia entera celebró este nuevo agregado con el que cuenta el edificio del Centro integral. La celebración se dio por iniciada con la oración dirigida por el pequeño  Emerson David Hernández, quien es beneficiario del programa de reforzamiento escolar.

La idea de hacer mejoras al centro surge por la demanda vista, nos cuenta Sirleny Mejía, coordinadora de Casa Visitación: “Especialmente vimos muchas solicitudes, cada día llegaban más personas. Empezamos a ver en el área de sicología, niños y niñas remitidos de las diferentes escuelas con diversos problemas de aprendizaje  y bajo rendimiento escolar, éste entre otros factores, fueron los que influyeron para tomar medidas de anexar al edificio nuevos establecimientos” comparte.

El agregado al edificio, lleva por título el nombre de una religiosa Misionera Médica de María, Bridget Mary Duignan, en agradecimiento por su dedicación al servicio de salud integral hacia las personas con menos oportunidades, y por sus 50 años de vida religiosa.

En los últimos años, Casa Visitación, se ha basado en las investigaciones sobre casos particulares de niños en las escuelas de las zonas. Se han emprendido visitas en las instituciones, hechas por la religiosa María Gonzaga, de Nigeria, junto a la sicóloga Fanny Tábora, ambas, en el año 2012, impulsaron el programa de reforzamiento escolar. Este programa brinda reforzamientos en las materias de Español y Matemáticas, además de una enseñanza íntegra de valores, formación en liderazgo y prácticas  de relajación, este programa será impartido en el nuevo anexo del edificio.

Casa Visitación, también apoya con meriendas nutritivas, mochilas equipadas, además se proyecta con los padres de familia, impartiéndoles diversos talleres en el año; como técnicas de estudio, deberes y derechos de los niños, diferentes patologías y prevención en abuso infantil.

“Muchas personas se avocan a esta obra, buscando apoyo, ya sea en el dispensario médico, o en el programa de ayuda a enfermos, esta parte del centro, trata de acompañar económica y espiritualmente a la persona enferma, lo ayudamos con medicamentos, alimentación y cuidados. Nuestro centro también le ofrece un espacio donde pueda encontrarse con Jesús en medio de su realidad” nos comenta Sirleny.

Casa Visitación, también ofrece servicios de masajes relajantes, barroterapia y sonidos sanadores en el área de medicina alternativa. Brindan limpiezas naturales de oídos, reflexología, grupos de auto apoyo en prevención de violencia, VIH y micro emprendimientos.

 

“Si Dios quiere el trabajo, te mostrará el camino”

Fundadora de la congregación Misionera médica de María, Mary Martin

Un joven matrimonio embellece una de las paredes de la Catedral, ellos son, Linda Ayala y Rolando Rodríguez, conocido como Sambo. Desde hace unas pocas semanas estos artistas iniciaron un hermosa labor, pintar la escena donde la morenita es encontrada: “La pintura está basada en los hallazgos de Alejandro Colíndres y su primo Lorenzo Martínez, y bueno, la pintura muestra ese momento. En el mural vemos un riachuelo, unas milpas, y un amanecer, porque según la historia, fue a eso de las 5:00 am cuando se encontraron con la imagen, y por ello dibujamos un sol amaneciendo, y entre otras cosas que los cargaban, como sus cantimploras y herramientas”

El comité de mejoras de la Catedral, fue quien designó la elaboración de esta pintura. Esta comisión tiene pensado mejoramientos, cambios y trasformaciones dentro de la parroquia San Pedro Apóstol.

Una de las particularidades de este proyecto, es que el dibujo y pintura es hecho por un hondureño, a diferencia de las otras pinturas, que fueron hechas, algunas,  por  Antonio Borges, pintor catalán, en los años ochenta. Sambo cuenta que él fue testigo de ese acontecimiento: “Cuando estaba muy joven, recuerdo escaparme y venirme para aquí, a la Catedral, para poder ver como Antonio pintaba”, comparte Rolando.

Entre los artistas que se recuerdan, se mencionan un palestino y un español.

Dentro de poco los sampedranos podrán apreciar la obra termina, si usted desea contratar el trabajo de Sambo, puede comunicarse al número de celular 9958 3758.

 

La congregación de los padres vicentinos, fundada por San Vicente de Paúl, celebró 400 años de proximidad a los más pobres y necesitados.

El 25 de enero de 1617, san Vicente realizó en Folleville, Francia, el primer sermón de Misión y en Chatillon la primera organización de la caridad.El P. Vicente Nácher, párroco de la San Vicente, señala que esta celebración significa dos cosas, “un momento histórico, cuando San Vicente empezó a vivir y a llevar a cabo la misión que recibió del Señor: evangelizar a los pobres. Y también que ese carisma sigue vivo entre nosotros también en Honduras. Muchas personas sirven y ayudan a los más necesitados”.

Los miembros de los grupos y asociaciones que componen la familia vicentina se reunieron en San Pedro Sula y en Cortés para celebrar la eucaristía y agradecer a Dios este regalo que hizo a la Iglesia.

Juventudes Marianas Vicentinas, Asociación Internacional de la Caridad, Conferencias de San Vicente, Misioneros Seglares Vicentinos, Asociación de la Medalla Milagrosa, Padres Paúles, Hijas de la Caridad… todos sienten que aún tiene sentido este carisma tras 400 años de experiencia.

Sor Telma Isabel Morán Reyes, hermana sirviente de Las Hijas de la Caridad, del Hogar San José, en el Barrio Medina, afirma que “el carisma vicentino tiene hoy una gran vitalidad. Vicente de Paúl sigue encarnándose en la sociedad actual, porque seguimos yendo hacia los pobres, salimos a su encuentro, para evangelizar y servir”.

Ocho seminaristas vicentinos, que estudian en Tegucigalpa las asignaturas de filosofía, acompañaron también la celebración en la parroquia San Vicente, donde la feligresía les recibió con aplausos y palabras de ánimo para que sean fieles a esta vocación que han recibido.

Emanuel Sampang, joven que ha pertenecido a la pastoral juvenil de la parroquia San Vicente y que se acaba de incorporar como seminarista a la formación en Tegucigalpa, compartió que “en medio de tanta pobreza hay gente que necesita de nosotros, espiritual y materialmente. Para ser buenos vicentinos necesitamos despojarnos de todo tipo de cosas, de esta forma nos estaremos acercándonos más al Señor y a los pobres”.

 

 

 

 

En la Diócesis de San Pedro Sula, existen dos parroquias que llevan como patrona a la morenita. En la ciudad de los zorzales, se celebró en grande. Durante nueve días los feligreses guadalupanos rindieron las gracias a tan noble intercesión de la Virgen María, en el vestido de Nuestra Señora de Guadalupe.

Durante la semana festiva, distintos sacerdotes participaron en las misas diarias, a cada uno se les entregó una estola grabada con la imagen de Guadalupe, como signo de agradecimiento de su cercanía y amistad.

La parroquia Nuestra Señora de Guadalupe celebró su último día de novena desde las primeras horas de la mañana. A las 5:30 am dio inicio con las mañanitas, donde se presentó la comunidad mexicana, presidida por el cónsul de México aquí en Honduras, ellos llegaron a rendir los primeros cantos a la morenita. Seguidamente, a las 6:00 am se realizaron las laudes solemnes.

Sin importar la edad y condición física, cientos de fieles peregrinaron, por más de una hora, por las calles populares de San Pedro Sula, gritando a una sola voz: ¡Viva la Virgen de Guadalupe!, desde las 2:00 pm, la peregrinación de los inditos partió de nuestra iglesia madre, Catedral San Pedro Apóstol, hacia la sede parroquial en la Colonia Villa Florencia.

Los niños iban alegres, vestidos con trajes típicos, ancianos cargaban con fervor y solemnidad los cuadros e imágenes de la patrona, mientras que mujeres y hombres, cargaban con gran amor a la Emperatriz de América en sus espaldas. Al llegar al templo, el Padre Luis Amador, presidió la eucaristía con los peregrinos, y al finalizar la misa, los jóvenes de la Pastoral Juvenil fueron quienes dirigieron el último rosario a la guadalupana.
La gran noche llegó, en punto de las 7:00 pm el templo se desbordó de feligreses que acudían llevando flores y velas a la morenita. La solemne eucaristía dio inicio con la presencia del Obispo de la Diócesis, Monseñor Ángel Garachana, en procesión con varios sacerdotes que concelebraron.

Para finalizar la velada, músicos y cantautores guadalupanos presentaron, de manera inédita, un Nocturnal de Antología Mariana, donde se mezcló entre polifonía y orquesta, voces de mujeres y hombres que veneraban, desde su don musical, a la gran Emperatriz de América, la Virgen de Guadalupe.

 

 

El cantante católico Wilfredo Ortíz, perteneciente a la Renovación Carismática, visitó nuestro país por cuarta ocasión, invitado por la parroquia de Baracoa, “La exaltación de la Santa Cruz”. Nació en la República Dominicana, pero vive en Nueva York hace más de 20 años.

En un fugaz paso por la emisora diocesana “Radio Luz”, narró su labor en estos días de misión: “Hemos estado tres días predicando en diferentes comunidades, y le damos gracias a Dios, porque se ha hecho presente en nuestra visita”.

Wilfredo predica y canta la experiencia de Dios que ha ido sintiendo a lo largo de su vida. Las notas de su guitarra y las letras cantadas con su voz rasgada nos hacen comprender el camino que ha ido realizando hasta comprender que su llamada es a evangelizar a través de la música. “Inicié mi vida de fe ante el sacramento del santísimo. En mi infancia fui scout, en la iglesia agarraba un “boldón” (una especie de lanza) y me ponía ante el santísimo haciéndole guardia, ahí comenzó mi vocación. Pero el señor me llamaba a hacer otra cosa, a evangelizar a través de la música”.

A lo largo de los siglos, la Iglesia Católica, ha expuesto y venerado muchas reliquias de santos y de mártires, cuya vida de fe y amor a Dios, sigue siendo en la actualidad, un gran testimonio para los fieles.
La Parroquia La Santa Cruz ya tiene su reliquia en el altar, gracias a las gestiones realizadas por el Pbro. Augusto Présiga Moreno, quien tuvo la idea de solicitar una de la Madre Teresa de Calcuta, al ser ésta llevada a los altares. Las Hermanas de la Caridad trabajan muy de cerca con la Parroquia y accedieron gustosamente a proporcionarle una reliquia de primer grado, para ser venerada en el templo.
El P. Augusto, nos explica que la solicitud la hicieron en dos ocasiones y afortunadamente llegó antes de que él concluyera su misión en esta Parroquia. Fue así, como el martes 10 de enero, en una sencilla ceremonia, pero con gran afluencia de fieles, el sacerdote colocó sobre el altar, el pequeño relicario portando una minúscula muestra del cabello de Madre Teresa.
La reliquia, nos dice el P. Présiga, trae su certificado de que es auténtica y ha servido, en cierta manera, como una catequesis, ya que muchas personas desconocían este aspecto de la iglesia.
El sacerdote explica que “Existen los tres grados de las reliquias: el primer grado es una parte del cuerpo del santo, sea un pequeño huesito, cabello o sangre. El segundo es de un hábito usado recientemente, ya cuando el Señor la llamó a la eternidad. Y el tercer grado es de un hábito, u objeto que haya usado anteriormente la santa.
También nos dice: “la gente puede llegar a orar frente a la reliquia, distinguiendo lo supersticioso de lo doctrinal de la iglesia, ese es el miedo que corremos que a veces no nos hacemos entender de todos y se corre ese riesgo de pensar de que si la tocamos, nos sanamos, o darle más importancia que al Santísimo, cosas así, y en ese aspecto poco a poco la gente va aprendiendo que es simplemente una bendición más que tiene el templo.”
Por los abusos y errores en los que se puede incurrir con las reliquias, la Santa Madre Iglesia, ha reglamentado su uso debidamente en el canon 1190 del Código de Derecho Canónico.
Texto e imágenes: Victoria Cotton

 

La parroquia San Pedro Apóstol, Catedral, peregrinó la noche del domingo 6 de noviembre, hacia la Puerta Santa. Centenares de feligreses desfilaron con pancartas, cantos y velas encendidas que iluminaban las calles principales de la ciudad. Entre juegos pirotécnicos y un enfático mensaje, Monseñor Ángel Garachana recibió a la muchedumbre que con alegría peregrinó por última vez en este Año Jubilar de la Misericordia.

Desde la parroquia San Pablo inició la caminata, la que iba encabezada por el Pbro. José Canales y la imagen de San Pedro Apóstol. Laicos sampedranos acompañaron a su parroquia en este memorable momento, aún sin importar las condiciones físicas; entre bordones y sillas de ruedas, cientos de personas cantaban y alababan al Padre de la Misericordia.

Monseñor Ángel Garachana y Rómulo Emiliani, obispo auxiliar, recibieron a las seis comunidades que comprenden la parroquia San Pedro Apóstol.

 

Fotos: Nelson Fuentes

Más artículos...